En medio del descalabro será la elección del nuevo dirigente de la LCA

Alvaro Aragón Ayala

La desaparición de la “cuota liga” y la proclividad de los presidentes de los comisariados ejidales a adherirse a los proyectos políticos-electorales de Morena, colapsaron a la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, volviéndose poco atractiva la elección del nuevo dirigente de esta agrupación-central, filial del Partido Revolucionario Institucional. 

La Confederación Nacional Campesina emitirá el lunes 17 de enero la convocatoria para la elección del nuevo dirigente y toda la estructura de la Liga de Comunidades Agrarias. Faustino Hernández Álvarez, deja en la ruina y desarticulada la organización campesina, la cual preside como delegado en funciones de presidente.  

Por consigna del otrora gobernador Quirino Ordaz Coppel, Hernández tomó el “control” de la LCA en octubre del 2018, luego de que Ana Cecilia Moreno Romero, la segunda mujer en la historia de encabezar dicha organización, dejó la dirigencia, que encabezó por cuatro meses Samuel López Angulo.

La convocatoria para los relevos en la Liga de Comunidades Agrarias radica en que ya terminó el periodo de Ana Cecilia (2017-2021), sin embargo, será este año (2022), cuando en Asamblea Estatal Extraordinaria del Consejo Político y Desarrollo Rural de la organización campesina se valide la separación del delegado en funciones de presidente para llamar a elecciones para el nuevo dirigente de la Liga. 

La asamblea estatal se realizará el próximo lunes 17 de enero e iniciará a las once horas en la explanada de la Liga de Comunidades Agrarias de Sinaloa, donde se expedirá la convocatoria para la renovación de la mesa directiva. 

La LCA está en su peor momento. No tiene representatividad en los ayuntamientos, no tiene diputados locales, le quitaron el cobro de la “cuota liga” con la que se alimentaba económicamente, y decenas y decenas de comisariados ejidales de los 18 municipios de Sinaloa mantienen una estrecha relación con activistas o políticos de Morena. 

En la sindicatura de Higuera de Zaragoza, el alcalde de Ahome, Gerardo Vargas Landeros, ofreció que al primero que se va a llegar a las filas de Morena es al todavía dirigente de la LCA, Faustino Hernández. Vargas Landeros mantiene el control político de la mayoría de los comisariados ejidales de los comités regionales número 5 y número 15 de la agrupación campesina.  

AWS