Covid aumenta el riesgo de diabetes en menores, advierten especialistas

El Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijo que al parecer, los niños que se recuperaron de la covid-19 tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 1 o 2

Los científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) informaron que, al parecer, los niños que se han recuperado de la covid-19 tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 1 o 2.

Estudios demuestran que se ha visto un riesgo mayor en las personas adultas recuperadas de covid-19 de que desarrollen diabetes. En Europa, los investigadores han reportado un aumento en la cifra de los niños a los que se les ha diagnosticado diabetes tipo 1 desde que inició la pandemia. No obstante, el estudio de los CDC es uno de los primeros en analizar grandes bases de datos de los reclamos a las aseguradoras en Estados Unidos para calcular la frecuencia con que se diagnostican nuevos casos de diabetes en personas menores de 18 años que han tenido covid-19 o que se sabe que se contagiaron con el coronavirus.

El estudio analizó dos bases de datos para identificar los diagnósticos de diabetes realizados en personas menores de 18 años a lo largo de un año o más, a partir del 1 de marzo de 2020 y compararon los casos de quienes tuvieron covid-19 con los casos de quienes no lo tuvieron.

Los científicos vieron un incremento en los casos de diabetes en ambos conjuntos de datos, aunque los índices relativos fueron muy diferentes: en uno, descubrieron que los nuevos casos de diabetes en niños aumentaron 2.6 veces y, en el otro, un incremento del 30 por ciento.

Incluso un aumento del 30% representa un incremento de riesgo bastante alto”, señaló Sharon Saydah, investigadora de los CDC y autora principal del estudio, quien añadió que es probable que las diferencias se deban a las diversas maneras de clasificar el covid-19 en los niños.

Saydah mencionó que, puesto que el seguimiento que se llevó a cabo de casi todos estos niños fue de cuatro meses y medio, aún no se sabía si la diabetes posterior al covid-19 sería una enfermedad crónica o un padecimiento de corta duración que los niños pudieran superar.

Agregó que este hallazgo destaca la importancia de vacunar contra la covid-19 a todos los niños que sean candidatos a la vacunación.

Para que los niños puedan ser diagnosticados, es muy importante que los médicos clínicos, los pediatras y los padres sepan cuáles son los signos y síntomas de la diabetes”, comentó Saydah. Entre los síntomas característicos se encuentran la fatiga, la pérdida de peso espontánea y las ganas de tomar más agua y de orinar con mayor frecuencia.

Saydah observó que otros factores de riesgo para desarrollar diabetes son el aumento de peso y el sedentarismo, los cuales se han incrementado durante la pandemia.

Muchos de los niños del estudio fueron diagnosticados después de presentar un episodio de cetoacidosis diabética, que es una complicación grave de la diabetes que ocurre cuando el cuerpo no tiene la insulina suficiente para introducir azúcar en las células, de tal modo que estas la usen para obtener energía.

Saydah y sus colegas no hicieron distinción entre los diferentes tipos de diabetes e incluyeron tanto el tipo 1 como el 2 en su análisis.

AM Querétaro

Fuente: Excelsior

AWS