“Sólo queda esperar” a que gobierno de España acepte a Quirino Ordaz como embajador

Ante la tardanza del gobierno de España para dar el beneplácito a Quirino Ordaz como embajador de México «sólo queda esperar», sostiene la Cancillería.

Ante las especulaciones desatadas por la tardanza del gobierno de España en otorgar el beneplácito al nombramiento del exgobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, como embajador de México en Madrid, el diario El País reveló que el Ministerio de Asuntos Exteriores ibérico “lo está tramitando”, y que según los gobiernos de España y de México “por el momento solo es cuestión de esperar”.

El pasado 11 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador causó sorpresa entre sus seguidores y sus opositores, cuando anunció su decisión de designar a Ordaz, gobernador saliente de Sinaloa y cuadro del PRI, como embajador en España, en lugar de María Carmen Oñate.

Las semanas han pasado y el nombramiento no se ha concretado: durante estos cuatro meses el gobierno español no ha otorgado su beneplácito al nombramiento, una marca de desdén inédita en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

A raíz de esta demora sin explicación oficial, analistas y columnistas sostuvieron que el gobierno español se negaría en dar el beneplácito al sinaloense en respuesta a las críticas que López Obrador ha expresado hacia Madrid, como cuando pidió al rey que pida una disculpa pública por la Conquista en nombre de la Corona.

Según El País, la Cancillería mexicana minimiza la demora, pues la oficina de Marcelo Ebrard Casaubón sostiene que “no existe ninguna indicación, verbal o escrita, formal o informal, ningún mensaje ni ninguna señal de que no se vaya a otorgar el beneplácito al embajador”; las especulaciones, según el equipo del canciller, representan “un intento de intoxicación”.

Mathieu Tourliere

Fuente: Proceso

AWS