Exembajadores de México y EU piden ampliar fuerza laboral

Diplomáticos ven oportunidad para México: «Hay más vacantes en EU que solicitudes de empleo»

Exembajadores de México y Estados Unidos pidieron al gobierno federal construir una agenda migratoria a futuro, ya que vieron puntos favorables para que más de 20 mil mexicanos tengan visas de trabajo para el territorio estadounidense.

En un documento presentado por la US México Foundation se detalla que la población estadounidense está envejeciendo rápidamente y se están quedando sin mano de obra calificada.

Ante esto, los exembajadores sugieren que México debe construir una estrategia que debe presentar en discusiones bilaterales y se debe centrar en el mecanismo para otorgar visas temporales de trabajo a mexicanos.

«La demografía en México y Estados Unidos es complementaria y favorece una mayor movilidad laboral. Por un lado, la población estadounidense de 328 millones de habitantes está envejeciendo rápidamente.

«La Oficina del Censo de EU estima que, para 2034, los adultos mayores de 65 años superarán en número a los niños menores de 18 por primera vez en la historia del país.

Asimismo, el Urban Institute prevé que, para 2040, 20 por ciento de la población de EU (80 millones de personas) tendrá 65 años o más, en comparación con aproximadamente 12 por ciento en 2000″, indica.

Los datos del Departamento de Trabajo de EU destacan que, en 2021, sectores como la educación, la salud, los negocios, la manufactura y los servicios profesionales tienen más vacantes que los solicitantes de empleo.

La propuesta precisa que se debe promover y simplificar el programa de visas temporales agrícola y otros tipos, y rebasar el número de visas de 20 mil que actualmente se expiden para mexicanos.

Para los exembajadores que recientemente se reunieron el fin de semana en Jalisco, tanto las brechas laborales de hoy como los trabajos del futuro, requieren que las partes interesadas de ambos lados del río Bravo se unan para eliminar las barreras a la movilidad laboral.

Además, sugieren que estas medidas, junto con el establecimiento de un diálogo institucionalizado en torno al marco de inmigración bilateral, representan una oportunidad única para asegurar el crecimiento regional, la competitividad y la prosperidad en América del Norte.

CAR

Misael Zavala

Fuente: El Heraldo de México