Ómicron y cuarta de ola de Covid ponen en alto riesgo de contagio al mercado laboral

Especialistas coinciden que la recuperación del mercado de trabajo podría verse afectada en los próximos meses debido al impacto de una próxima ola de contagios, la nueva variante de la Covid-19 y las restricciones a las actividades económicas.

Con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en términos generales octubre fue un mes con saldo positivo para el mercado laboral. La incorporación a la población ocupada de 1.2 millones de personas fue el reflejo de un mejor entorno económico, lo que permitió la reactivación de diversos sectores. Sin embargo, la recuperación del empleo aún podría verse afectada en los próximos meses debido a diversos factores, como una cuarta ola de Covid-19.

“El choque de la tercera ola, al menos en términos del empleo total, ya ha quedado borrado”, afirmó Juan Carlos Alderete, director de Análisis Económico de Banorte. En ese sentido, el repunte observado en octubre y con algunos indicadores en su mejor nivel a lo largo de la pandemia, se podría esperar un mejor dinamismo económico para el resto del 2021. Pero la nueva variante Ómicron de Covid-19 y una nueva ola de contagios podrían frenar esta recuperación.

La variante Ómicron fue detectada en Sudáfrica y ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “preocupante” debido a sus diez mutaciones y su alta capacidad de contagio. Los especialistas económicos consideran que el impacto de esta nueva cepa en una cuarta ola de transmisión podría afectar nuevamente al mercado de trabajo en México.

“La gravedad de la nueva variante aún es desconocida, pero los gobiernos se están anticipando en la imposición de restricciones a viajes internacionales de países que han identificado la presencia de la variante Ómicron. De resultar ser una variante con mayor grado de transmisibilidad y mortalidad, la situación laboral en México podría deteriorarse considerablemente”, expuso Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Este impacto negativo en la recuperación por la variante Ómicron y una nueva ola de contagios estaría vinculado con las restricciones en las actividades económicas que se adoptarían para frenar el contagio. Las cuales podrían afectar de manera especial sectores como el de servicios, el cual fue crucial para el crecimiento de la ocupación en octubre.

Por ejemplo, en Alemania la presencia de la nueva cepa ha llevado al gobierno a endurecer las medidas, sobre todo para la población que no está vacunada, restringiendo el acceso a actividades recreativas. En Reino Unido, el cubreboca volverá a ser obligatorio, al menos en comercios y transporte público.

“De manera no tan inmediata, creemos que riesgos relacionados a la pandemia persisten, en especial con indicios de propagación de la nueva variante Ómicron, considerando que por las mutaciones que presenta podría resultar en una nueva ola de contagios relevante”, señaló Juan Carlos Alderete.

Para Ricardo Aguilar Abe, economista en Jefe de Invex, la nueva cepa de Covid-19 es el principal riesgo para el empleo. En ese sentido, será importante observar los estudios sobre su capacidad de transmisión y agresividad, así como la efectividad de las vacunas.

“El sector turístico de México no debería registrar afectaciones fuertes si el impacto de Ómicron es moderado. La reapertura del comercio y los servicios ha sido clave para el empleo en esos sectores, así como para la recuperación económica en general”, agregó el especialista.

Los analistas coinciden en que hay señales de recuperación en los próximos meses del mercado del trabajo, pero el comportamiento de la pandemia es el factor más importante para que la mejoría se mantenga.

“Estaremos muy atentos al desempeño en los próximos meses, con la posibilidad de que el impulso actual pueda moderarse en caso de observar un nuevo repunte en casos”, indicó Juan Carlos Alderete.

Adicionalmente, entre los factores externos que podrían perjudicar la recuperación del mercado de trabajo se encuentran los problemas en las cadenas de suministros, los cuales afectaron la caída en la ocupación en la manufactura en octubre.

Al cierre de la edición, el único país en el continente americano que ha detectado los primeros casos de la nueva variante es Canadá, pero Australia y ocho naciones de la Unión Europea ya han identificado contagios.

Gerardo Hernández

Fuente: El Economista

AWS