Amaga el INE: peligra consulta de revocación si hay recorte

En acatamiento a la resolución judicial, el Instituto Nacional Electoral (INE) modificó sus lineamientos para organizar una eventual revocación de mandato, cuya jornada de votación pasará del 27 de marzo al 10 de abril.

El presidente del instituto, Lorenzo Córdova, alertó que si se concreta el “recorte desmedido” de casi 5 mil millones de pesos, la organización “está en riesgo”, por lo que llamó a los diputados a asumir una responsabilidad institucional.

Durante la sesión, los consejeros cerraron filas para llamar a los partidos que integran la mayoría en la Cámara de Diputados a dotar de recursos al INE para el ejercicio. “Este proceso cuesta dinero, por lo que no se puede pretender estrangular financieramente al INE o bloquearlo operativamente, ignorando la parte de la sentencia que lo faculta a modificar plazos”, afirmó el consejero Uuc-kib Espadas.

Sin aludir a los reclamos de los consejeros, el diputado Mario Llergo (Morena) se inconformó con los nuevos plazos aprobados, con el argumento de que contravienen disposiciones de un transitorio de la reforma constitucional. No sólo se refirió a la fecha de la jornada, también objetó que el cierre del periodo para recolectar los 2.7 millones de firmas requeridas para promover el ejercicio pase del 15 al 25 de diciembre o que, de cumplirse los requisitos, la emisión de la convocatoria se cambie del 12 de enero al 4 de febrero.

En respuesta, el consejero Ciro Murayama explicó que el recorrido obedece a que el plazo de recolección de firmas comenzó el primero de noviembre, por lo que para reponer los días que no se recibieron los apoyos en papel, se modificó todo el calendario.

Con el aval de todos los partidos, incluso del PT, aliado de Morena en la promoción de este ejercicio, por unanimidad se acató la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyo principal cambio radicó en la aceptación de los apoyos en la aplicación telefónica o en papel en todo el país.

Su aprobación convirtió al Consejo General en foro para que los consejeros cuestionaran la pretensión de recortarles el presupuesto. Córdova consideró que es “muy preocupante un recorte ¡casi 5 mil millones de pesos! al proyecto originalmente enviado por el instituto, sin considerar los datos y argumentos técnicos para justificar su solicitud”.

En vísperas de que el pleno de la Cámara de Diputados avalara el presupuesto para 2022, externó su confianza en lo que se decidiría: “estoy seguro de que, por convicción democrática y responsabilidad institucional, los diputados serán congruentes con su compromiso democrático. Estamos hablando de derechos de la ciudadanía, como el de participar en el ejercicio de democracia directa previsto en la Constitución”.

El consejero Jaime Rivera subrayó que el instituto no podría ni aceptaría organizar un proceso sin un padrón confiable, sin mesas receptoras operadas por ciudadanos imparciales y capacitados, ni emitir resultados sin garantías de autenticidad y transparencia, porque someter al Presidente a la pérdida del cargo es un asunto muy serio, y así lo asume el INE”.

Por la tarde, al recibir el premio Nacional de Comunicación José Pages Llergo, Cordova señaló que si antes las críticas a los órganos electorales venían de quienes perdían las elecciones, ahora “se articulan desde el poder”, las cuales han llegado incluso a que haya voces que se manifiestan porque el órgano debe ser exterminado o dejarlo morir.

Asistieron al acto Diego Fernández de Cevallos, Claudio X. González y el general Salvador Cienfuegos.

Fuente: La jornada

AWS