Panteones se visten de flores y veladoras para conmemorar el Día de Muertos

La música, las flores, la comida y las veladores no pueden faltar en esta celebración, que tiene el propósito de honrar la memoria de aquellos seres queridos que ya fallecieron, pero que, se cree, vienen a visitar a sus familias los días 1 y 2 de noviembre. 

Este 1 y 2 de noviembre se celebra en México el tradicional Día de Muertos, por lo que miles de personas visitan a sus difuntos en los panteones. Además, se montan altares y ofrendas en los hogares.

La música, las flores, la comida y las veladores no pueden faltar en esta celebración, que tiene el propósito de honrar la memoria de aquellos seres queridos que ya fallecieron, pues se cree que en estas fechas las almas regresan a sus antiguos hogares para visitar a sus familias.

Habitantes del pueblo Tzintzuntzan, Michoacán, y alrededores, esperan la llegada de sus seres queridos en el Panteón de este municipio. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

El Día de Muertos, una tradición mexicana de origen prehispánico que se combinó con el catolicismo, fue declarada en 2008 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Cabe señalar que, incluso, en algunos cementerios como en la isla de Janitzio, en el Lago de Pátzcuaro, Michoacán, los residentes adornan las tumbas con infinidad de flores de cempasúchil y veladoras, que iluminan la noche en que los visitantes le hacen compañía a sus difuntos, a quienes les hacen ofrendas de alimentos.

Familias acuden al panteón civil de San Nicolás Tolentino para colocar una ofrenda a la tumba de su ser querido. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro
En la Alcaldía Iztapalapa, de la Ciudad de México, los vecinos acudieron a limpiar las tumbas de sus seres queridos en el Panteón General Iztapalapa. Foto: Graciela López, Cuartoscuro
En Tzintzuntzan, Michoacán, se acostumbra que, en el primer año del difunto, se coloca un arco grande en la tumba, con ayuda de sus padrinos. Foto: Graciela López, Cuartoscuro
La celebración de Día de Muertos para la llegada de los adultos es a partir del 1 de noviembre desde temprano y durante toda la noche. Foto: Graciela López, Cuartoscuro
Las personas no dejan de visitar los panteones, ni de hacer caminitos con cempasúchil hacia los altares de las casas. Foto: Crisanta Espinosa, Cuartoscuro
En Metepec, Estado de México, los pobladores también acudieron a los panteones a realizar limpieza general de las tumbas de sus familiares. Foto: Crisanta Espinosa, Cuartoscuro
Las personas que acudan a los panteones también contratan a músicos para que interpreten las melodías que les gustaban a sus difuntos. Foto: Yerania Rolón, Cuartoscuro
Decenas de habitantes de la alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México, acuden a visitar a sus seres queridos. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro
En Zacatecas se siembra el cempasúchil, y tras cortarla se lleva fresca a los panteones de la zona conurbada Gudalupe-Zacatecas. Foto: Adolfo Vladimir, Cuartoscuro
La la flor de cempasúchil es uno de los elementos principales en las ofrendas del Día de Muertos. Foto: Graciela López, Cuartoscuro
Un grupo de músicos entona algunas unas canciones que una familia le dedica a su ser querido. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro
Luego de terminar de colocar la ofrenda, las personas rezan sobre la tumba de su ser querido fallecido. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro
Luego de las jornadas de vacunación, se reabrieron muchos cementerios para que los familiares puedan recibir a sus difuntos. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

Fuente: Sinembargo

AWS