Alba Virgen Montes: falta de transparencia del gobierno de Quirino en uso de recursos

Alvaro Aragón Ayala

La coordinadora del grupo parlamentario del Partido Sinaloense, Alba Virgen Montes Álvarez, manifestó una serie de dudas sobre la construcción  de algunas obras del gobierno de Quirino Ordaz Coppel y sostuvo que la falta de licitaciones “abre la puerta a la falta a la transparencia en el uso de los recursos de los sinaloenses” y puso en la mesa del debate legislativo la construcción de hospitales sin personal ni equipo médico, la inversión en estadios y el gasto exagerado en “imagen” del Ejecutivo Estatal. 

La diputada del PAS dio la “bienvenida” al secretario de Administración y Finanzas, Luis Alberto de la Vega Armenta, a la glosa del quinto y último informe del gobernador Quirino Ordaz Coppel. El funcionario estatal fue cuestionado por diputados y diputadas de las diferentes fracciones parlamentarias a excepción del PRI. 

Alba Virgen Montes puntualizó “una serie de dudas sobre criterios utilizados para la construcción de algunas obras que una parte importante de la sociedad no comprende, sobre todo habiendo muchas más necesidades de la población. Aparte de las dudas, también es importante mencionar la forma en que se aplicaron los recursos, lo cual es del dominio público; nos referimos a la falta de licitaciones de obras (que) se orientaron por adjudicaciones directas, lo cual le abre la puerta a la falta de transparencia en el uso de los recursos de los sinaloenses, es decir una falta de rendición de cuentas”, expuso. 

“Observamos un informe de gobierno que mantiene los datos del 2020 pero que no vemos, al menos esta es nuestra percepción, datos de gobierno del 2021, los datos estadísticos se concretan al mes de diciembre del año pasado.  Sería sano e importante conocer las cifras de lo que va del año 2021”, indicó. 

Reconoció “algunas acciones valiosas y contundentes en la lucha anticorrupción, por ejemplo las reformas que mandó (Quirino Ordaz) a este Congreso para tipificar el delito de peculado, cohecho y abuso de autoridad, modificaciones que quedaron en el Código Penal; las transmisiones en vivo de todas las licitaciones públicas que llevó a cabo la Secretaría de Administración y Finanzas que usted dirige”, pero –dijo- “debemos de señalar que las buenas intenciones no bastan para erradicar la opacidad en el uso de los recursos económicos y en algunos casos existió derroche en el gasto público”. 

Montes Álvarez se refirió a las grandes obras que se construyeron en la administración que está por terminar, las cuales no son asimiladas por una parte importante de la sociedad no asimila. Ahí “está la construcción del estadio de fútbol de Mazatlán con un costo inicial de 460 millones de pesos, pero que terminó costando más de 675 millones; ahí mismo, se invirtieron 422 millonos de pesos para la remodelación del Estadio de Béisbol”, sostuvo. 

También se remodelaron – señaló la diputada del PAS- los estadios Emilio Ibarra Almada, de los Cañeros de Los Mochis, el Francisco Carranza Limón, de los Algodoneros de Guasave y el Banorte, de los Dorados en Culiacán, donde se aplicaron 968 millones de pesos del erario público. 

La coordinadora parlamentaria del Partido Sinaloense abordó la construcción de los hospitales, “obras que sin duda alguna son necesarias para la gente, específicamente en el área de la salud, pero ya para concluir este gobierno prácticamente se entregarán como ‘elefantes blancos’: el Hospital General de Mazatlán con un costo de 585.3 millones de pesos, el Hospital General de Culiacán con una inversión de 671.3 millones, Hospital Pediátrico de Sinaloa con un total de 475.5 millones y el Centro de Salud Urbano de Culiacán con una inversión de 133.4 millones de pesos, pero a pesar de que se encuentran ya construidos, los sinaloenses no pueden gozar de estas instalaciones, dado que se encuentran prácticamente vacíos”. 

Consideró que para poder equipar los nuevos nosocomios y que funcionen se necesita de casi 589 millones de pesos para el Hospital General de Culiacán, para el Hospital Pediátrico 473 millones y el Centro de Salud Urbano 31 millones. 

Cuestionó el gasto que el gobierno de Quirino Ordaz canalizó al área de comunicación social, “gasto de imagen”, en los que algunos medios han manejado y afirman que se invirtió más de mil 800 millones de pesos en publicitar la imagen del gobernador del estado y de la marca “Puro Sinaloa”, gasto que facturaron las empresas: Grupo Imagen Televisión Nacional, Grupo Imagen Medios de Comunicación, Publicidad e Innovación, LCAM Estrategia y LARCE DRLLO, elevándose 17 veces más de lo presupuestado. “Creo que merecemos una explicación de lo anterior”, dijo. 

Reveló que al grupo parlamentario del Partido Sinaloense le asalta la duda sobre el destino que tuvo la venta de la casa de gobierno, porque “primero se habló de una cantidad, luego se dijo que se vendió en otra y también se dijo que con ese dinero se comprarían vacunas para los jóvenes y luego fue un silencio total. También aquí creemos que es positivo conocer la realidad”. 

Agregó que también se tienen dudas sobre el gasto total de los drones que se “cacaraquearon” como una inversión de alta tecnología para combatir la inseguridad, nunca se usaron y hoy se pretende “donarlos” a la Guardia Nacional y preguntó: ¿Cuánto costaron? ¿Qué fue lo que faltó? “Las preguntas son para usted porque para autorizar una inversión así debió haber un estudio serio de factibilidad”, explicó. 

La diputada del PAS cuestionó también el uso del aviones y helicópteros del gobierno estatal: “¿Cuántos vuelos se han realizado en aeronaves de gobierno y para qué fin? ¿Cuál fue el gasto real de este tipo de transporte que en el actual gobierno adquirió carta de naturalidad?”, inquirió 

Por otro lado -señaló- que “a finales del año 2020 y todo este año 2021 diferentes trabajadores de varias dependencias han tomado la explanada de gobierno exigiendo justicia, lo mismo son los maestros que exigen el pago de su salario, así como la retención a los trabajadores de su cuota para pensiones que no se entregan al Instituto de Pensiones del Estado de Sinaloa (IPES), por lo que el desvío de recursos sigue creciendo. ¿Por qué no se ha pagado al IPES ésta retención? ¿A cuánto asciende este adeudo?”. 

Dijo que la administración de recursos del gobierno de Quirino Ordaz Coppel “no dejan satisfecha a la sociedad”, porque nuestras autoridades se “caracterizaron por la falta de transparencia y la rendición de cuentas”. 

AWS