La UNAM responde a AMLO: clases presenciales, cuando el semáforo esté en verde

Un día después de que el presidente cuestionara a las universidades por seguir con clases virtuales, la UNAM reiteró que sus estudiantes regresarán a las aulas cuando el semáforo epidemiológico cambie a verde.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reiteró que el regreso a clases presenciales de manera formal se concretará un vez que el semáforo epidemiológico se encuentre en color verde.

En un comunicado emitido un día después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionara a las autoridades universitarias por seguir con las clases a distancia, la UNAM explicó que es una institución educativa que cuenta con una estructura horizontal, tanto para sus decisiones académicas como para la administración y supervisión de los recursos públicos.

Para el efecto, dijo, cuenta en los distintos niveles de responsabilidad y decisión con cuerpos académicos colegiados electos por las distintas comunidades, donde se analizan y debaten, en forma libre y plural, los asuntos de su competencia y se toman decisiones a través de mecanismos democráticos.

Además, admitió la necesidad de regresar a las actividades de manera presencial, y de hecho –aclaró– así ha sucedido respetando los acuerdos tomados por los consejos técnicos de las diferentes escuelas y facultades y los correspondientes a los subsistemas de Humanidades, de la Investigación Científica y de la Coordinación de Difusión Cultural, a fin de tener un retorno gradual y seguro a las instalaciones universitarias.

Lo anterior se ha cumplido particularmente en aquellos casos en los que la asistencia física de estudiantes y docentes se hace indispensable.

Asimismo, subrayó que la presencia física de la comunidad continuará creciendo con las medidas sanitarias necesarias y, como se informó desde un inicio, el regreso a las aulas se intensificará una vez que el semáforo epidemiológico pase al color verde.

Sin embargo, la presencia del estudiantado seguirá siendo voluntaria y, en el caso de los alumnos que no pueda asistir, las clases continuarán impartiéndose a distancia, tal y como ha ocurrido desde el primer día de confinamiento.

“La UNAM no se detuvo un solo día y, no obstante, los enormes retos y desafíos que trajo la crisis sanitaria, cumple cabalmente con las y los universitarios y con México, respetando la vida académica interna de la Universidad”, remató.

Fuente: Proceso

AWS