Trabajadores agrícolas recibirán trato digno, pago justo y capacitación

Formación de técnicos especializados

A través de CAM Academy, la escuela de formación de los Consejos Agroalimentarios, se ofrecerá, además de las competencias técnicas, capacitación en los derechos del trabajador, derechos de la mujer y de los niños.

Guadalajara, Jal. El trabajo en el campo será dignificado y productivo; además, se capacitará y certificará a los trabajadores agrícolas para que el país disponga de técnicos especializados que puedan laborar en el sector agroalimentario tanto de México como del extranjero. 

Lo anterior, como resultado de los acuerdos alcanzados entre la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Luisa Alcalde Luján, y la Asociación Nacional de Consejos Agroalimentarios de México (CAM), dijo a El Economista su presidente, Jacobo Cabrera Palos.

Indicó que representantes de los Consejos Agroalimentarios del sur-sureste, centro-occidente y norte-noroeste, además de la central de abastos de la Ciudad de México, establecieron la hoja de ruta –conformada por nueve acuerdos– para dignificar el trabajo en el campo.

“Lo primero es el compromiso con la niñez; vamos a validar y a certificar que en el campo de nuestro país no haya jornaleros infantiles; o sea, un campo libre de trabajadores infantiles. Eso requiere la instalación de guarderías y un compromiso por parte del Seguro Social”, explicó Jacobo Cabrera.

Indicó que además de contar con la vigilancia y supervisión de la STyPS, los empresarios propusieron establecer la figura del “ombudsman del campo”, que se encargue de vigilar el cumplimiento de la normativa.

Centros de capacitación

Otros rubros en los que empresarios y autoridades trabajarán de forma coordinada son la eliminación de la brecha salarial de género, la recuperación del salario y la capacitación en técnicas innovadoras agrícolas que ayuden al trabajador a mejorar sus ingresos y al mismo tiempo, profesionalizar el campo.

“Propusimos que los centros de capacitación y formación estén en el lugar de origen de los jornaleros; tenemos ya el proyecto de instalar el primer centro de capacitación en Tapachula- Chiapas, centro-occidente, norte-noroeste”, puntualizó el presidente nacional de los CAM. 

“Es decir, en un lado preparamos a los trabajadores de acuerdo con las demandas de los contratantes y las necesidades de habilidades, y elevamos el nivel de la competencia con una certificación y eso, por consecuencia, trae un mejor salario a los trabajadores del campo”, explicó.

Añadió que el Consejo Agroalimentario de Chiapas se comprometió a tener el centro de capacitación para preparar a los jornaleros agrícolas, mientras los consejos de Jalisco y Baja California se comprometieron a proporcionar las tablas de competencias y buscar la colocación de los trabajadores.

Trabajadores migrantes

El objetivo posterior es que en las entidades del territorio nacional los trabajadores del campo cuenten con una visa temporal para trasladarse desde su lugar de origen hasta cualquier centro de trabajo en el país, con la garantía de que sus derechos humanos serán respetados tanto en el trayecto como durante su estancia en el lugar donde laboran.

“Estamos buscando tener rutas, inclusive aéreas, para el traslado de los trabajadores. Ya hay un vuelo directo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas a Tijuana, específicamente para trabajadores agrícolas. Con esto nos evitamos el maltrato que se les da vía carretera, el costo, al final es casi igual, y garantizas la dignidad del jornalero en todo su trayecto”, dijo Cabrera Palos.  

A través de CAM Academy, la escuela de formación de los Consejos Agroalimentarios, se ofrecerá, además de las competencias técnicas, capacitación también en los derechos del trabajador, derechos de la mujer y de los niños, así como esquemas de formación continua para que los niños y jóvenes aspiren a trabajar con tecnología e innovación en el campo. 

De acuerdo con la Asociación Nacional de Consejos Agroalimentarios, los principales estados generadores de mano de obra agrícola son Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Puebla, mientras las entidades a donde acuden a trabajar son, principalmente, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Zacatecas, Sonora, Sinaloa y Baja California.

Jalisco y Sinaloa son las entidades que cuentan con el mayor número de trabajadores asegurados eventuales del campo en el IMSS.

Camila Ayala Espinosa

Fuente: El Economista

AWS