El jefe del Estado Conjunto de EEUU advirtió que una guerra civil en Afganistán podría llevar a la reconstitución de Al Qaeda

Los talibanes avanzan sobre la provincia de Panjshir, último bastión del Frente Nacional de Resistencia que combate al nuevo régimen

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark Milley, advirtió del “probable” desarrollo de una “guerra civil” en Afganistán, la cual conduciría a la “reconstitución de Al Qaeda o el crecimiento de Estado Islámico”.

Es probable que se desarrollen las condiciones de una guerra civil en Afganistán (…). No sé si los talibanes van a consolidar el poder y establecer la gobernanza”, señaló Milley en una entrevista con el medio estaodunidense Fox News.

El general indicó en que la “gran probabilidad de una guerra civil amplia” conduciría a “condiciones que podrían llevar a la reconstitución de Al Qaeda o el crecimiento de Estados Islámico y otros grupos terroristas”.

Afganistán fue el país que vio nacer Al Qaeda a finales de los años 80 y sirvió en dos ocasiones de refugio a su líder, Osama bin Laden, y a fecha de hoy seguiría cobijando a su actual ‘número uno’, Ayman al Zawahiri.

Hhombres preparándose para la defensa del territorio ante el avance talibán en Panjshir, Afganistán (Reuters)Hombres preparándose para la defensa del territorio ante el avance talibán en Panjshir, Afganistán (Reuters)

Se podría ver un resurgimiento del terrorismo procedente de esa región en general dentro de doce, 24, 36 meses. Y vamos a monitorear eso”, agregó Milley, para asumir el aumento de la dificultad para trabajar en materia de seguridad en la región ahora que Estados Unidos se ha retirado del país centroasiático.

Por otra parte, aseguró que Estados Unidos “continuará realizado operaciones de ataque” en caso de que existan amenazas para el país.

Combates en Panjshir

La advertencia de una “guerra civil” en Afganistán se produce mientras en el territorio se llevan a cabo intensos combates entre los talibanes y el Frente Nacional de Resistencia afgano (FNR) en la provincia de Panjshir.

La resistencia tiene ahí su bastión y hasta el sábado negaba que los talibanes hayan tomado el control del territorio, si bien estos siguen afirmando avances en el mismo.

Uno de los portavoces de la insurgencia, Bilal Karimi, ha indicado, a través de su perfil de Twitter, que, hasta la mañana de este domingo, los talibanes se habían hecho con “casi toda la provincia”, “a excepción de los distritos de Roja y Bazarak”. De acuerdo a estas afirmaciones, seis de los ocho distritos de la provincia estarían en manos de los insurgentes.

Milicianos antitalibán en la provincia de Panjshir (Europa press)Milicianos antitalibán en la provincia de Panjshir (Europa press)

El valle del Panjshir es un viejo bastión antitalibán, al que el legendario comandante Ahmed Shah Masud dio a conocer a finales de los años 1990, antes de ser asesinado por Al Qaeda en 2001. En la actualidad, da cobijo al FNR, que está integrado por milicias locales y por exmiembros de las fuerzas de seguridad afganas que llegaron al valle cuando el resto del país cayó en manos de los islamistas.

Según la ONG italiana Emergency, presente en el Panjshir, las fuerzas talibanas llegaron el viernes por la noche a Anabah, un pueblo ubicado a unos 25 km tierra adentro del valle, que tiene una longitud de 115 kilómetros.

Cuando fuentes de los talibanes afirmaron haber tomado la provincia de Panjshir, desembocó en disparos de celebración en la capital afgana, Kabul, que dejaron unos 17 muertos, según informa la cadena Tolo. Entonces, la resistencia desmintió la toma de la provincia, su bastión, y, ahora, los nuevos detalles aportados por los talibanes confirman que los combates siguen.

(Con información de Europa Press y AFP)

Fuente: Infobae

AWS