Exmando de la PF dice que Calderón encarcelaba hasta a los que no eran opositores

Javier Herrera Valles, exmando policiaco detenido de manera arbitraria en 2008, cuestiona al expresidente Felipe Calderón por criticar a la actual administración de encarcelar a opositores, cuando en su sexenio estuvo en prisión por cuatro años cuando le reveló, mediante dos cartas, que Genaro García Luna estaba coludido con la delincuencia organizada.

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa critica al Gobierno actual por perseguir a opositores, pero es un “cínico” y “mentiroso” porque en su sexenio persiguió a personas que ni siquiera se oponían a él, señala Javier Herrera Valles, detenido hace 13 años de manera arbitraria por denunciar una serie de irregularidades en la gestión de Genaro García Luna, quien en ese entonces era su jefe.

“Yo no era su opositor (a su Gobierno) y me metió a la cárcel cuatro años por informarle que García Luna estaba coludido con la delincuencia organizada”, dice en entrevista vía zoom quien fuera Coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva en el sexenio de Felipe Calderón. “Realmente es una persona que le ha mentido a la sociedad mexicana”.

Javier Herrera Valles fue detenido de manera arbitraria el 17 de noviembre de 2008 por al menos una veintena de agentes quienes, sin mostrarle una orden de aprehensión o detención, lo encañonaron y bajaron de su vehículo en el que viajaba con su hijo.

El exmando policiaco, con más de 30 años de trayectoria en la corporación, fue torturado por policías federales. Su caso lo documentó en su momento la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Su detención y posterior acusación falsa de un delito ocurrió en represalia porque meses antes denunció, a través de dos carta dirigidas al entonces Presidente Felipe Calderón Hinojosa, la compra de vehículos y la contratación de personal vinculado a la delincuencia organizada por parte de colaboradores cercanos a Genaro García Luna.

“Yo le hago notar (a Calderón) en la carta irregularidades desde la adquisición de equipo policial y uniformes sin ajustarse a la Ley de Adquisiciones y que yo hice de conocimiento a la Contraloría Interna de la Policía Federal, la cual inició una investigación por estas anomalías. Le mando también que querían que firmara unas cartas para ingresar a elementos de la AFI que habían reprobado los controles de confianza y que yo sabía que cada uno de ellos había pagado 50 mil dólares para ingresar a la institución. También le expuse la simulación que se estaba haciendo de la guerra contra la delincuencia organizada; la colusión de gente de García Luna con la delincuencia, y la pérdida de droga decomisada”, recuerda Herrera Valles sobre la primer carta que le envió a Felipe Calderón el 15 de febrero de 2008.

En diciembre de 2019 el expresidente Calderón aclaró que “desconocía los hechos por los que se le acusa a García Luna” en Estados Unidos y que en las cartas de Herrera sólo se mencionan irregularidades y faltas administrativas.

Luego de esa primera misiva, la cual le envió al expresidente por conducto de César Nava, quien en ese entonces era su Secretario Particular, lo removieron del cargo, en marzo de 2008, le suspendieron el sueldo, lo pusieron a disposición del Estado Mayor de la PFP y luego se desató una persecución y hostigamiento en su contra y la de su familia por parte de las autoridades de la dependencia.

En mayo de 2008 volvió a escribirle una carta al expresidente Calderón con 31 anexos, incluyendo la primera carta. En esta misiva le turnó copia a la entonces Procuraduría General de la República (hoy FGR) y a la Secretaría de la Función Pública (SFP) para que iniciaran las investigaciones correspondientes en contra de García Luna, sin embargo, meses después fue detenido de manera ilegal y torturado; se le arraigó y se le sometió a un proceso penal que duró casi cuatro años.

Las irregularidades en su proceso legal permitieron que Herrera obtuviera la sentencia absolutoria el 6 de septiembre de 2012. Actualmente mantiene varias denuncias abiertas en contra de los agentes que participaron en su detención y de exfuncionarios de la extinta PGR como Marisela Morales e Irving Barrios Mojica, actual Fiscal de Tamaulipas.

El excoordinador de Seguridad Regional de la PFP reitera que Felipe Calderón supo desde que era Presidente sobre los nexos de García Luna —preso en Estados Unidos— con el crimen organizado, pues no sólo él lo alertó, también el General Tomás Ángeles Dauhare, quien en ese entonces fungía como subsecretario de la Defensa Nacional.

Javier Herrara Valles, excoordinador de Seguridad Regional de la PFP. Foto: Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

***

—En noviembre se cumplirán 13 años de que fue detenido de manera arbitraria por denunciar anomalías en la gestión de Genaro García Luna, quien en ese entonces era su jefe. El expresidente Calderón ha dicho que en las dos cartas que usted le envío nunca le específico los vínculos del exsecretario de Seguridad con el crimen organizado. Para retomar el caso y contextualizarlo, ¿qué decían las cartas que usted le envío a Calderón?

—Eran una serie de irregularidades, inclusive posibles hechos de delitos constituidos por gente de García Luna en la Policía Federal Preventiva. El expresidente Felipe Calderón siempre manifestó que no tuvo conocimiento de esas cartas, ahora en diciembre de 2019 cuando detuvieron a García Luna, él envió un escrito a un medio televisivo donde me hicieron la entrevista y él manifestaba que ya había leído las cartas y que no encontraba señalamientos directos y que en su tiempo probablemente éstas hayan llegado a Presidencia, pero se perdieron entre miles que le llegaban, pero realmente eso no es cierto porque en primera él está manifestando que lee las cartas 13 años después de que sucedieron los hechos cuando yo se los denuncié.

Tengo los acuses de recibido de las dos cartas, la primera se le entregó a su Secretario Particular que en ese tiempo era César Nava, también se le entregó a una Diputada federal muy amiga de él, doña Elenita, que es la viuda de Vicencio Tovar, uno de los fundadores del PAN, así que no es cierto que no tenía conocimiento porque su Secretario Particular lo recibió en mano, está un sello de recibido con la fecha de febrero de 2008 y no puede ser que Nava se haya quedado con la denuncias y sobre todo viniendo de una persona cercana al expresidente, entonces miente categóricamente.

García Luna está preso en Estados Unidos acusado de delitos relacionados con la delincuencia organizada. Foto: Cuartoscuro.

Presenté el acuse de las dos cartas, la primera fue en febrero de 2008, yo le hago conocimiento de las irregularidades administrativas y operativas y los posibles hechos constitutivos de delito que estaba cometiendo la gente de García Luna en la PFP.

En la primera carta de febrero yo le documento con siete anexos lo que yo le podía demostrar, porque yo quería que el Presidente pensara que le estaba dando información de situaciones reales y no nada más de comentarios. Yo lo invitaba a que llevara una investigación a profundidad, obviamente él no tenía la intención de investigar porque sabemos que estaba coludido con la delincuencia organizada. Si yo hubiera sabido que él era parte de este cártel de Genero García Luna nunca le hubiera mandado esa carta ni me hubiera expuesto como lo hice porque era haberme entregado sin razón, pero yo confiaba en que él estaba siendo engañado, que no era así.

En la primera carta que envíe me concluyen el cargo, me suspenden el sueldo, una de las personas a las que les solicité ser el conducto para Felipe Calderón se la dio a García Luna, obvio me concluyen el cargo, me ponen a disposición del Estado Mayor de la PF y se viene una serie de persecución y hostigamiento.

Yo le hago notar en la carta irregularidades desde la adquisición de equipo policial y uniformes sin ajustarse a la ley de adquisiciones y que yo hice de conocimiento a la Contraloría Interna de la PF, la cual inicio una investigación por estas anomalías, yo le mando que cerca de mil patrullas se adquirieron y el escrito del Contralor. Le mando también que querían que firmara unas cartas para ingresar a elementos de la AFI que habían reprobado los controles de confianza y que yo sabía que cada uno de ellos había pagado 50 mil dólares para ingresar a la institución. También le expuse la simulación que se estaba haciendo de la guerra contra la delincuencia organizada; la colusión de gente de García Luna con la delincuencia; pérdida de droga decomisada. Entonces sí había elementos para iniciar una investigación.

Genaro García Luna ocupó el cargo de Secretario de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón. Foto: Cuartoscuro.

En mayo vuelvo a escribirle otra carta a Calderón ya con 31 anexos, incluyéndoles la primera carta, pero aquí ya le turno copia a la PGR y a la SFP. Tengo los acuses de Presidencia y de las dependencias. Realmente el Presidente Calderón sí tenía conocimiento de lo que hacía García Luna.

Mi destitución de la corporación se vino por cuatro supuestas faltas que tuve en mi servicio, pero en primera yo no tenía servicio, estaba fuera de instrucciones y de manera absurda un consejo de honor y justicia que estaba conformado por la gente que yo estaba señalando me destituyó, a pesar de demostrar que sí asistí al lugar.

Yo no era opositor de Felipe Calderón, yo inclusive voté por él por respeto a mis padres que son panistas y que de alguna manera pensé que era una buena opción en su momento. Realmente es una persona que le ha mentido a la sociedad mexicana, yo en su momento le dije, “te está mintiendo García Luna”, ahora le estoy diciendo a él, “tú le estas mintiendo a la sociedad también”.

—Esta semana el expresidente Calderón mostró su apoyo a Ricardo Anaya a través de un tuit en donde señala que en México se libera y elogia a delincuentes y se persigue a los opositores. ¿Qué opinión le merece después de que usted sufrió persecución en su Gobierno?

—Pues él no liberaba a los delincuentes, él detenía a sus opositores, al cártel con el que no estaban coludidos, yo no era su opositor, yo le escribí un tuit diciendo que yo no era su opositor y me metió a la cárcel cuatro años por informarle que García Luna estaba coludido con la delincuencia, no me ha contestado y no creo que lo haga.

Javier Herrera envió dos cartas al expresidente Calderón donde denunció irregularidades en la gestión de García Luna. Foto: Cuartoscuro.

—En septiembre de 2020, el Segundo Tribunal Colegiado en materia Penal le otorgó un amparo en el que ordenó a la Fiscalía General resolver si debe reabrir una investigación contra la extitular de la extinta PGR Marisela Morales Ibáñez, por la presunta manipulación de testigos protegidos. ¿Qué ha pasado con esa de denuncia?

—Ha sido un recorrido muy duro a lo largo de 13 años. Cuando yo salgo de prisión hago una denuncia contra el director del penal de Tepic porque me dejó 12 horas más detenido después de que se me otorgó mi libertad, ésta fue una queja a la CNDH. Después de batallar se consiguió la orden de aprehensión contra el director de la prisión de Tepic.

Posteriormente presenté una denuncia contra Marisela Morales, Irving Barrios Mojica, actual Fiscal de Tamaulipas, y los ministerios públicos que hicieron esta trama para hacerme imputaciones falsas con manejo de testigos protegidos. Ha sido una constante de que la FGR ha estado protegiendo y determinaron el no ejercicio de la acción penal por supuestamente haber prescrito los delitos, pero eso no es cierto.

El caso es que me amparo, me lo niegan, pero me voy al Tribunal Colegiado donde me amparan para que se regrese el caso con la FGR para que determine cuál es la situación de esos servidor públicos y en esta administración la Directora General de Delitos cometidos por Servidores Públicos vuelve a determinar el no ejercicio de la acción penal, por lo que me voy al amparo y ahorita estamos en esa etapa que no me han resuelto el amparo, pero si me lo niegan me voy a ir hasta la SCJN y si pasa eso mismo me voy a la CIDH.

Al final de cuentas es muy desgastante esto, pero se tiene que crear un precedente porque esta gente que utilizó las leyes para meter a personas a la cárcel injustamente tiene que pagar.

También hay una denuncia penal contra los 20 elementos que me detuvieron y también el juez, por tercera ocasión, ha negado la orden de aprehensión y parece ser que no están haciendo su trabajo, el mismo Almirante Ojeda dice que parece ser que el enemigo lo tenemos en casa y yo estoy de acuerdo con eso.

Marisela Morales y Genaro García Luna están denunciados por su participación en la detención arbitraria de Javier Valles. Foto: Cuartoscuro.

—¿Hay alguna denuncia contra García Luna en específico o contra Calderón?

—En la denuncia de tortura de los elementos de la PF que me detuvieron es también contra García Luna porque al final él fue el que ordenó esos tratos. Ellos me manifestaron desde un principio que era por no haberme callado el hocico y no seguirme metiendo con García Luna, eso está en la denuncia y está clasificado por tortura. En las otras denuncias no se les puede comprobar nada porque en esas intervinieron directamente Marisela Morales y Medina Mora.

—El expresidente Felipe Calderón ha reiterado en varias ocasiones que no sabía nada de los vínculos de Genaro García Luna, preso en EU, con el crimen organizado. ¿Qué opina de eso?

—Definitivamente Calderón tenía conocimiento de lo que hacía García Luna, yo lo comprobé fehacientemente que lo que me hicieron a mi llegó a esas alturas de que Medina Mora y Marisela Morales se hayan prestado a esas cosas, García Luna no podía haber hechos las cosas sin usar la investidura del Presidente.

El primero que le hizo de conocimiento de que García Luna estaba involucrado con la delincuencia organizada fue el General Tomás Ángeles Dauhare como subsecretario de la Defensa Nacional y ahí también Calderón contesta que no se acuerda, el señor tiene una memoria privilegiada, pero para las cosas que le convienen.

De que estaba coludido Felipe Calderón con García Luna no hay ninguna duda.

No me cabe la menor duda de que García Luna va a hablar de la relación que tenía en concubinato con el expresidente Calderón porque es la única manera de que pueda aspirar a que le reduzcan su pena y es cuestión de tiempo para que a Calderón lo requieran las autoridades de Estados Unidos.

Guadalupe Fuentes López

Fuente: Sinembargo

AWS