En Ahome la pesadilla continúa…

Alvaro Aragón Ayala 

Partícipe y corresponsable de la destrucción del municipio, el licenciado Juan Francisco Fierro Gaxiola, considerado un pelele de Guillermo -Billy- Chapman Moreno, rindió protesta como presidente municipal sustituto de Ahome, alargando dos meses más la pesadilla que vive la población de esa jurisdicción.   

En el 2018, el tsunami electoral lopezobradorista provocó el triunfo de Champan Moreno en los comicios municipales. Desde su toma de posesión como alcalde, “El Billy”, como lo llaman, emprendió una confrontación con los sectores productivos del municipio, gritando a los cuatro vientos que él no pertenecía a ningún partido político y que no le debía nada a nadie. 

La realidad es que, para el pueblo, la administración chapmanista fue terrorífica, toda una tragedia. Para dirigir la destrucción del municipio, contrató a una pléyade de sinvergüenzas traídos de la Ciudad de México, casi todos con un pasado accidentado en el Sistema de Administración Tributaria.  

El primer secretario del ayuntamiento lo fue Andrés Estrada Orozco, quien fue sustituido por Juan Francisco Fierro Gaxiola, quien fue calificado como la izquierda del alcalde “Billy” Chapman cuando se trataba de bofetear o mandar al demonio las peticiones de la población. 

La pandilla “chilanga” y Fierro Gaxiola alentaron el saqueo de la administración pública local con la complicidad del cabildo municipal y son corresponsables de la destrucción de toda la infraestructura urbana del municipio. Con Chapman y Francisco Fierro Gaxiola como su “operador” político, los niveles de corrupción escalaron a niveles de escándalo en el municipio. 

“Billy” Chapman arruinó el municipio de Ahome. Con él al frente del ayuntamiento la jurisdicción envejeció más de 30 años: Los servicios públicos fueron abandonados. Las calles y banquetas, los sistemas de drenaje y agua potable, el alumbrado público, toda la infraestructura urbana, de los Mochis y poblaciones aledañas, de las sindicaturas, registra un deterioro impresionante.   

La Hacienda municipal registra un colapso. Hay datos duros, fríos, evidencias claras de rapiñaje en las diferentes dependencias municipales dirigidas por funcionarios traídos exprofeso de la Ciudad de México o de otros estados del país para administrar el ayuntamiento porque Chapman consideró a los ciudadanos ahomenses sin las “capacidades” suficientes para que lo ayudaran a devastar el municipio. 

Aun así, aun cuando pesan sobre él señalamientos de coparticipación por omisión en el saqueo de las arcas del ayuntamiento y de corresponsabilidad política por la destrucción del municipio, el Congreso Local “eligió” a Francisco Fierro Gaxiola como alcalde de Ahome por dos meses y cinco días. El jueves 26 tomó posesión del cargo.  

De acuerdo al dictamen aprobado por el pleno del Poder Legislativo, se eligió a Fierro Gaxiola por tener acreditados los requisitos que establece la Constitución Política del Estado de Sinaloa, así como por su “experiencia” y “responsabilidad”. 

El alcalde sustituto por un poco más de dos meses tiene en tribunales un par de denuncias por violencia de género contra la síndica procuradora de ese municipio, Angelina Valenzuela Benítes. Fierro Gaxiola tiene, además de las sentencias en el Tribunal Estatal Electoral, una denuncia pendiente en el ámbito pena por amenazas por la síndica de Ahome.  

AWS