Acepta corte federal de EU litigio contra fabricantes y distribuidoras de armas

La Corte Federal en Massachusetts, Estados Unidos, aceptó el litigio presentado por el gobierno de México en contra de diversas empresas a las que se acusa de ser responsables del comercio negligente de las armas que usa la delincuencia en territorio mexicano, informó ayer el canciller Marcelo Ebrard.

“Es un primer gran paso, ahora vienen la notificación y el proceso legal. Avanzamos”, agregó en un mensaje en las redes sociales el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Hace dos semanas, la cancillería inició un litigio estratégico ante una corte federal de EU, con lo que busca que las empresas fabricantes y distribuidoras de armas reparen el daño que ha causado en México la venta negligente de sus productos.

La mayoría de las compañías demandadas han sido notificadas formalmente, por ello deberán presentar su contestación dentro del plazo legal correspondiente, según la SRE.

La Corte de Massachusetts determinará los tiempos y etapas para escuchar los méritos y otras cuestiones procedimentales de la demanda. Será entonces cuando el gobierno de México presentará sus argumentos legales y la evidencia que ha compilado para documentar el vínculo causal entre las acciones de los demandados y sus consecuencias en el ámbito de violencia y seguridad en México.

La SRE dijo en un comunicado que el litigio forma parte de una estrategia amplia que desde hace años ejecuta el gobierno para detener el tráfico de armas, la cual incluye colaboraciones con el gobierno de Estados Unidos, iniciativas en foros internacionales de la Organización de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos, así como un mayor control en la frontera norte.

Alejandro Celorio, consultor jurídico de la SRE, explicó en un foro virtual que se estima que cada año alrededor de medio millón de armas entran de manera ilícita a territorio mexicano. Añadió que el año pasado las agencias estadunidenses que cuidan su frontera decomisaron apenas 542 armas.

Opinó que el ingreso de armas ilícitas a México es un tsunami que no se puede parar en la frontera y, por ello, el litigio busca ir a la fuente.

Agradeció los comentarios de aquellos que son escépticos con la demanda y dijo que la SRE está trabajando con abogados muy experimentados en temas de armamento.

Señaló que México debe ser muy cuidadoso para que la querella no sea vista como una demanda en contra de los derechos de los estadunidenses a comprar y vender armas.

“Ésta es una cuestión del gobierno de México que, como particular, sufre un daño y va en contra de quienes se lo ocasionan”, expuso Celorio.

Arturo Sánchez Jiménez

Fuente: La Jornada

AWS