La cruda realidad laboral en México: más horas de trabajo y menos vacaciones

A pesar de la aprobación del dictamen de vacaciones nuestro país sigue estando en la lista de los países con más carga de trabajo.

Recientemente la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de vacaciones dignas con el que se duplican los días de descanso laboral a 12, sin embargo los legisladores llegaron al acuerdo que establece sólo se podrán tomar 6 días de manera continua y el resto se deberán acordar con el patrón, para ello deberá hacerse un cambio al artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo.

“Las personas trabajadoras deberán disfrutar de por lo menos seis días de vacaciones en forma continua, del total que le corresponde conforme a lo previsto en el artículo 76 de esta ley (…) En todo caso, las personas trabajadoras tendrán la potestad y el derecho de pactar con el patrón la forma y tiempos en el que disfrutarán los días de vacaciones que tengan a su favor, ya sea de forma continua o parcial”, dice el dictamen avalado por diputados. 

¿Ya podremos gozar de más días de vacaciones?

Aún no, pues la minuta se subirá al Pleno de la Cámara de Diputados para discutirla, y en su caso aprobarla y devolverla al Senado de la República, que es la Cámara de origen de la propuesta. Una vez que llegue a la Cámara Alta, los legisladores deben sacar adelante la dictaminación en comisiones y votarla en el pleno, de ser posible antes del 15 de diciembre.

Cuando el Senado de la República apruebe la minuta, ésta deberá ser turnada al Ejecutivo, quien tiene 30 días para publicarla o hacerle observaciones. La reforma de vacaciones dignas podría entrar en vigor el 1 de enero de 2023 si se publica antes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) o al día siguiente.

México, es uno de los países con más horas de trabajo

Se podrán tomar 6 días seguidos y los otros 6 diferidos. Foto: Cuartoscuro

Datos de 2018 de la Organización Internacional del Trabajo revelan que en México se tiene una jornada muy larga: 48 horas semanales. También, cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) apuntan a que se labora en promedio, 2 mil 137 horas al año, en el resto de los países de la OCDE mil 730 horas, en promedio.

Los mexicanos, además de trabajar muchas horas, sólo tienen derecho a seis días de vacaciones durante el primer año trabajado. En muchos países, el mínimo es de 10 días tras el primer año de trabajo. En 2021, la Asociación de Internet MX y OCCMundial realizaron el estudio Estrés Laboral en México” en el que se concluyó que el 60% de los mexicanos sufren tensión por estas razones:

  • Temor a perder el empleo
  • Necesidad de obtener ingresos extras
  • mayores exigencias de desempeño
  • No se respetan las horas establecidas
  • Entorno laboral

A nivel internacional se evalúa la posibilidad de jornadas reducidas 

En mayo de este 2022,  se llevó a cabo la “Cumbre Internacional de la Semana de 4 Días”, en la que se determinó que es necesario reducir el tiempo de trabajo, aunque se ha visto que, además de la jornada de 32 horas semanales, hay otras vías a explorar como las «bolsas de horas» o los permisos formativos.

Ahí, los participantes defendieron la necesidad de reducir la jornada y que reducir la jornada a 32 horas, un promedio de 6.4 horas diarias, manteniendo el salario es una medida «profundamente feminista», que permite «corregir desigualdades forjadas por la división sexual del trabajo, base de la sociedad patriarcal».

Países que han logrado con éxito la reducción de horas 

Este tipo de jornada laboral ya se aplica en países como Suecia, Países Bajos, Dinamarca, Irlanda, Suiza, Francia y Alemania; en estas naciones se tienen un promedio de 5 a 7 horas laborales.

En 2017, según detalla la BBC, Suecia experimentó durante 18 meses con jornadas laborales de 6 horas en varios sectores. Entre sus conclusiones estuvo el hecho de que, en específico las enfermeras, lograron aumentar la productividad, pidieron menos días de licencia y realizaron un 85% más actividades con sus pacientes. 

Diana Zaragoza

Fuente: El Heraldo de México