México retumba para frenar reforma electoral

Las marchas para defender al Instituto Nacional Electoral (INE) se llevaron a cabo en una treintena de ciudades del país.

 

Las manifestaciones y mítines en contra de la reforma electoral sorprendieron ayer por su nivel de convocatoria.

A las que se llevaron a cabo en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey se sumaron las de Culiacán, Ciudad Victoria, Morelia, Saltillo, Chihuahua, Ciudad Juárez, Guanajuato, Querétaro, Pachuca, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Torreón, Tuxtla Gutiérrez, Hidalgo, Zacatecas, Hermosillo, Xalapa, Veracruz, Aguascalientes, Oaxaca, Puebla, Cuernavaca y Cancún, entre otros puntos del territorio nacional. 

En el caso de la capital del país, los organizadores de la movilización ciudadana destacaron que fueron más de 200 mil los que estuvieron en los alrededores del Ángel de la Independencia. 

Y en Nuevo León, las autoridades reportaron la asistencia de 25 mil inconformes que se apersonaron en la Macroplaza. 

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, hizo un llamado a los mexicanos a no permitir que se pierda la autonomía de esa institución.

“Vale la pena atender las palabras de luchadores sociales, activistas, políticos comprometidos con las causas democráticas, pertenecientes a las más diversas corrientes del pensamiento, que hicieron valiosas aportaciones a esta gran obra colectiva que hoy nos permite vivir en libertad”, agregó. 

Por otra parte, José Woldenberg, ex titular del Instituto Federal Electoral (IFE) y único orador en el Monumento a la Revolución, llamó a los habitantes a decir “no a la destrucción del INE” y no a alinear a los órganos a la voluntad del Gobierno.

“Decimos no a la destrucción del INE, no a la destrucción de los Institutos locales, no a la destrucción de los tribunales locales”, comentó el especialista. 

La reforma electoral de López Obrador plantea crear el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) para sustituir al INE, órgano autónomo que surgió para quitar el control de las elecciones al Gobierno federal.
 

Salen por el INE a las calles

En lo que fue una jornada histórica, una treintena de las ciudades más pobladas de nuestro país se vieron sacudidas por las marchas en defensa del INE.

Bajo el lema principal de “El INE no se toca”, urbes como Aguascalientes, León y Monterrey congregaron a multitudes en defensa del Instituto. También hubo movilizaciones nutridas en Veracruz, Zacatecas y Tabasco, mostrando que los tintes partidistas quedaron de lado al tratarse de la defensa del árbitro electoral.

La expresión en las calles tuvo su contraparte en redes, donde políticos, empresarios y líderes sociales se pronunciaron sobre las múltiples movilizaciones vividas ayer.

Se hizo un llamado a la ciudadanía a no permitir “la pretensión de alinear a los órganos electorales a la voluntad del Gobierno”. SUN

Las voces

  • José Medina Mora, presidente nacional de Coparmex

“Fuimos testigos, más que de una marcha, de un movimiento en defensa de la Democracia, desde la ciudadanía, en más de 50 ciudades en México, Estados Unidos y España”.

  • Felipe Calderón, ex Presidente de México

“Martí Batres dijo que era ‘10 o 12 mil personas’. Como dice Guadalupe Acosta Naranjo: ‘Por eso defendemos al  INE, ¡para que no cuenten Ustedes los votos!’”.

  • Mario Delgado, dirigente nacional de Morena

“La marcha por la supuesta defensa del INE no es más que la defensa a una cúpula electoral encabezada por algunos consejeros adictos a los lujos y privilegios”.

  • Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado

“Las expresiones ciudadanas que hoy se manifestaron nos deben llamar a la reflexión serena. A nadie deben extrañar ni menos ofender; es la democracia y es la libertad”.

  • Julen Rementería, líder del PAN en el Senado

“Levantamos la voz para dejarle bien claro a Morena y al Gobierno fallido de la 4T que en México los ciudadanos elegimos mantener nuestra democracia y nuestra libertad”.

  • Clemente Castañeda Hoeflich, líder de MC en el Senado

“El Presidente, Morena y sus aliados no pueden ignorar las expresiones que exigen que se respete la autonomía del INE. Dejemos atrás la confrontación y elevemos el debate”.

    No a la destrucción del INE: José Woldenberg

    El ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), José Woldenberg, llamó a los mexicanos a decir “no a la destrucción del INE” y no a alinear a los órganos a voluntad del Gobierno.

    Así lo dijo durante su participación en la marcha en defensa del INE, realizada en el Monumento a la Revolución.

    “Decimos no a la destrucción del INE, no a la destrucción de los Institutos locales, no a la destrucción de los tribunales locales, no a la pretensión de alinear a los órganos electorales a la voluntad del gobierno, no al autoritarismo, sí a la democracia, sí a un México democrático”, aseveró.

    Durante el acto que congregó, según los asistentes, a más de 200 mil personas, José Woldenberg recordó que el órgano electoral es producto de una larga lucha que se prolongó por décadas.

    “Dejamos atrás el país de un sólo partido, de elecciones no auténticas para abrirle paso a la diversidad política, elecciones libres, democráticas y creíbles. Para ello hubo movilizaciones, luchas, denuncias y muchos acuerdos, se crearon instituciones capaces de ofrecer garantías y equidad”, puntualizó.

    El ex consejero detalló que de 1988 a 2014, el INE ha sido sujeto de ocho reformas electorales.

    El político reconoció que, si bien, la autoridad actual no nos permite vivir en un “paraíso”, si se cuenta con una “germinal democracia” que nos ha permitido la alternancia pacífica.

    “El problema es que diversas partes de lo que se ha construido se quiere destruir desde el Gobierno”, sentenció, al tiempo que los asistentes gritaron “¡el INE no se toca, el INE no se toca!”.

    José Woldenberg dijo que la reforma electoral, propuesta por el Ejecutivo Federal, representa una agresión a las instituciones.

    “México no puede volver a una institución electoral alineada con el Gobierno, incapaz de garantizar la jornada electoral en paz, México no puede destruir los conocimientos adquiridos, México no puede centralizar las elecciones”, insistió.

    El ponente explicó que desde la creación del INE se han desarrollado más de 53 mil cargos de elección popular en el país, desde elecciones a cargos municipales hasta los sufragios para la Presidencia de la República.

    “¿Es posible concentrar ese universo político en una sola institución?” cuestionó, mientras que los asistentes gritaron: “Noooo”.

    “México no se puede centralizar, no pueden destruirse los tribunales en materia electoral porque son necesarios, México no merece una reforma impulsada por una sola voluntad”, indicó.

    También exigió no trasladar el padrón electoral a otra institución “porque el INE ha cumplido con esa labor de manera confiable”.

    Finalmente, aseguró que unas elecciones auténticas, libres y equilibradas, “resultan insustituibles”, por lo que pidió que los comicios de 2023 y 2024, cuenten con las mismas garantías que las realizadas en el pasado inmediato; “es decir, elecciones libres, limpias y fiscalizadas”.

    Exigió a todos los grupos parlamentarios, sin exclusiones, “a que defiendan lo edificado en materia democrática y no conduzcan a nuestro país a elecciones a modo y antidemocráticas”.

    Al término del mitin, los asistentes entonaron en Himno Nacional, y se comprometieron a realizar tareas de difusión para colocar en casas y vehículos la leyenda “el INE no se toca”; organizar comités de defensa del INE; así como volver a movilizarse el día de la eventual votación de reforma electoral en la Cámara de Diputados.

    «La alternancia constitucional y pacífica ocurrió por primera vez en México gracias a ese proceso democratizador, en casi 200 años de vida independiente, nuestro país no lo había logrado»

    José Woldenberg, ex consejero presidente del IFE.

    Mexicanos marchan contra reforma electoral

    Al grito de “México, despierta”, y entre pancartas en los que se leía “ni una más, ya basta”, miles de manifestantes salieron ayer a marchar por las calles de la capital mexicana contra una iniciativa de reforma electoral que se convirtió en la mayor protesta contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador en sus casi cuatro años de mandato.

    “Ya estoy harta de Andrés Manuel, de tantas mentiras, de tanta inseguridad”, afirmó Alejandra Galán, una administradora de 45 años que llevaba una bandera de México en la mano izquierda mientras caminaba por una calle atestada de manifestantes próxima al monumento del Ángel de la Independencia, donde inició la marcha.

    En una calle lateral estaba Enrique Galván, un vigilante privado de 53 años que se mostró a favor de la reforma electoral porque “es una manera de hacer justicia para los que ganan mucho”. Galván cuestionó los salarios de los consejeros del INE y dijo que “lo que gano al mes para ellos es un café”.

    Rechazó las afirmaciones de algunos de los participantes en la marcha, quienes señalaron al mandatario de querer imponer un régimen autoritario, y expresó que “ahora vemos la repartición de riqueza… Libertad y democracia. ¿Qué más quieren? No hay represión, no hay policías que los estén madreando (golpeando) como antes”.

    Martí Batres, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, dijo en su cuenta de Twitter que la movilización se desarrolló sin incidentes y que asistieron entre 10 mil y 12 mil personas. Por su parte, el ex diputado opositor Fernando Belaunzarán, uno de los promotores de la protesta, indicó que más de 200 mil personas acudieron a la marcha.

    Saber más
    ¿Qué propone la reforma electoral?

    Contempla la desaparición de las dependencias electorales estatales, la reducción del financiamiento a los partidos y la elección de los integrantes del organismo electoral por sufragio ciudadano y no por la Cámara de Diputados, como es actualmente.

    La iniciativa también plantea la desaparición de los legisladores plurinominales que son electos por representación proporcional mediante listas regionales, lo que implicaría la eliminación de 200 diputados y 32 senadores y reduciría la cámara baja a 300 miembros y el Senado a 96.
     

    CT

    Fuente: El Informador