Rishi Sunak será el nuevo primer ministro de Reino Unido

Rishi Sunak fue designado por el Partido Conservador como nuevo primer ministro de Reino Unido.

Rishi Sunak fue designado por el Partido Conservador como nuevo primer ministro de Reino Unido, en sustitución de Liz Truss, luego de haber conseguido el apoyo de más de 100 parlamentarios para ocupar el número 10 de Downing Street.

Alzándose como único candidato para suceder a Truss, quien renunció la semana pasada tras solo un mes y medio en el gobierno, Rishi Sunak llega al relevo, luego de que en septiembre perdió contra ella en la carrera por reemplazar a Boris Johnson pese a advertir que los planes económicos ultraliberales de su rival eran «fantasiosos» en tiempos de alta inflación.

Esta prudencia, que le valió ser tildado de «socialista» por algunos miembros de la derecha, lo designa ahora como la persona adecuada para tranquilizar a los mercados y estabilizar una economía amenazada de recesión.

Todo ello pese a que muchos británicos ven a Rishi Sunak como un riquísimo tecnócrata desconectado de la vida de la población y los partidarios de Johnson lo consideran el «traidor» que, con su dimisión con ministro de Finanzas en julio, desencadenó la caída del controvertido líder. 

«Quiero arreglar nuestra economía, unir a nuestro partido y cumplir con nuestro país», dijo Sunak, el hombre al que los partidarios de Boris Johnson acusan de haber puesto fin a su mandato a los tres años.

Sunak abandonó el gabinete en julio, desencadenando una rebelión ministerial sin precedentes contra Johnson.

En los próximos días se convertirá en el tercer primer ministro británico en menos de dos meses, con la misión de devolver la estabilidad a un país que se tambalea tras años de agitación política y económica.

¿Quién es el Rishi Sunak, nuevo primer ministro de Reino Unido?

Nacióel 12 de mayo de 1980 en Southampton, en la costa sur de Inglaterra, es el mayor de tres hijos de un médico generalista y una farmacéutica. Originarios de India, sus abuelos emigraron al África oriental británica en los años 1960.  

Rishi Sunak, que asegura haber sido víctima de racismo en un restaurante de comida rápida cuando era adolescente, estudió en el Winchester College, un elegante internado privado para varones, y cursó política, filosofía y economía en las prestigiosas universidades británica de Oxford y estadounidense de Stanford.  

Fue en California donde conoció a su esposa, la riquísima heredera india Akshata Murty, hija del confundador del gigante tecnológico Infosys, con quien tiene dos hijas.

Defensor del Brexit, Sunak se declara aficionado al críquet, el fútbol y la saga cinematográfica «Star Wars».

Antes de entrar en política ganó millones trabajando como banquero de inversiones en firmas como Goldman Sachs y fundó su propia financiera. El pasado mayo se convirtió en el primer alto responsable político del Reino Unido que entraba en la lista de las grandes fortunas. 

Él y su esposa tienen un patrimonio estimado en 730 millones de libras (910 millones de dólares, 860 millones de euros). 

Su popularidad decayó cuando, una vez levantadas las restricciones por el coronavirus, cortó las ayudas y comenzó a subir impuestos para cumplir con la ortodoxia presupuestaria.

«Para mí, ser conservador significa ser responsable del dinero, tanto el de la gente como el de las finanzas públicas», se justificó ante los miembros de su partido que lo criticaban por esta impopular política.

Su imagen también se vio dañada por un escándalo sobre el ventajoso estatus fiscal de su esposa.  

Registrada como «no domiciliada» en el Reino Unido, Murty evitaba pagar impuestos en el país por sus millonarios ingresos en el extranjero. La maniobra era legal pero fue tan mal percibida que acabó teniendo que cambiar su situación fiscal.

C. MEDINA

Fuente: Excelsior