Auditorías “sin afán de venganza” a gobierno de Quirino

ALVARO ARAGÓN AYALA

En Sinaloa, el Partido de Regeneración Nacional implementará acciones contra la corrupción y operará para que en la transición o proceso de Entrega-Recepción del gobierno de Quirino Ordaz Coppel-Rubén Rocha Moya la sociedad no confunda la diplomacia del gobernador electo con impunidad ni civilidad política “con perdón y olvido”.  

En el combate a la corrupción Morena tiene la plena convicción de que contará con el apoyo del Partido Sinaloense. El Congreso Local será clave en la gran cruzada que busca dignificar y transparentar el ejercicio de gobierno. Morena cuenta con 20 diputados y el PAS con 8: son mayoría en el Legislativo. La vía para aclarar la recta aplicación del presupuesto estatal es la práctica de auditorías fúnebres y específicas. 

El gobierno saliente de Quirino Ordaz Coppel inició una intensa campaña de “aseo” de su imagen “colgándose” de la figura de Rubén Rocha y de las giras de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador. Quirino operó la campaña del PRI-PAN-PRD al gobierno de Sinaloa con Mario Zamora Gastélum como candidato. En la contienda electoral perversamente se intentó vincular mediáticamente a Rocha Moya con el narco. Varios miembros del gabinete quirinista fueron denunciados por delitos electorales por su intromisión en los comicios. 

La campaña de comunicación quirinista tiene como propósito destacar la “amistad” de Quirino-Rocha queriéndole dar a entender a los sinaloenses que son “cuates” ya que al final del proceso electoral, antes del 6 de junio, el gobernador priista, dicen los comunicadores del gobernador, él habría dejado la “vía libre” para el triunfo de Rubén Rocha Moya, confundiendo a la ciudadanía y a la militancia morenista. 

En tanto, Morena-Sinaloa inició una cruzada en redes para ofrecer el mensaje anticorrupción como praxis del gobierno que entrará en funciones el 1 de noviembre, rechazando en una primera instancia los pactos de impunidad. 

Cuando menos en dos ocasiones, este mes de agosto, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se ha manifestado en contra la corrupción en los estados llamando a los gobernadores que tomarán posesión a que no se conviertan en “tapaderas” de los gobiernos salientes del mal uso que han dado a las participaciones otorgadas a sus estados. 

En la primera ocasión, dijo que “hay problemas en algunos estados donde hay cambios, los (gobernadores) que van a entrar nos están planteando ‘ya no les entreguen todo, porque no nos va a quedar nada’. Porque hay casos donde se entregó por adelantado para ayudar a las participaciones y los que van a entrar van a recibir muy poco. (…) Y qué bueno que estamos tratando el tema, para que los que están llegando no vayan a convertirse en tapaderas, porque les va a afectar”.  

Preguntó: “¿Por qué no administras bien?, ¿por qué no aplicas un plan de austeridad?, ¿por qué sigue el derroche?, ¿por qué solapaste el que se endeudó el Estado y no dijiste nada?, ¿por qué te ayudaron en la campaña porque estableciste relación de complicidad? Entonces, eso es lo que sucede y es lo que se está combatiendo”. 

En la segunda ocasión, recomendó a los gobernadores que tomarán posesión que practiquen “sin afán de venganza” auditorías a las administraciones salientes para informar a la ciudadanía el estado que guardan los gobiernos. 

“Se deben hacer (las auditorías) sin afán de venganzas, sólo para informar a ciudadanía cómo entregan, cómo está la situación de la deuda, no sólo de la contratada con bancos, sino de la de proveedores, los sueldos, de todo un informe completo”, dijo, y explicó que en caso de que las auditorías arrojen irregularidades, los gobiernos entrantes deben presentar denuncias ante la Fiscalía para que las autoridades correspondientes se encarguen de esto. 

En Sinaloa, el Partido de Regeneración Nacional difunde en sus plataformas digitales propaganda para ratificar sus principios de lealtad, de “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, enviando un mensaje lacónico: “¡no al pacto de impunidad entre la clase política!”. 

Por su parte, el gobernador electo Rubén Rocha Moya anunció que la próxima titular de la Secretaría De Transparencia y Rendición de Cuentas, uno de los entes responsables de fiscalizar y auditar al gobernador –saliente y entrante-, será la diputada presidenta de la Junta de Coordinación Política de la 63° Legislatura, Graciela Domínguez Nava, quien, en la tribuna del Congreso Local, ha denunciado actos de corrupción del gobierno de Quirino Ordaz Coppel. 

A su vez, el diputado Feliciano Castro Meléndrez, futuro coordinador de la bancada local de Morena y virtual presidente de la Jucopo, enfrentará el reto de la operación política para encauzar el despido fulminante de la titular de la Auditoría Superior del Estado, Emma Guadalupe Félix Rivera, acusada en varias ocasiones por los legisladores morenistas de desacato y de ser una pieza importante del gobernador Ordaz Coppel para “tapar” escandalosos casos de corrupción estatal.   

AWS