Explosión en mina de carbón en Turquía deja al menos 41 muertos y decenas de heridos

En las tareas de rescate participaron los propios mineros: «Hemos sacado los cadáveres de nuestros compañeros, es una cosa horrible para nosotros»

Al menos 41 personas murieron y 28 resultaron heridas tras la explosión ocurrida el viernes en una mina de carbón en el noroeste de Turquía, donde los equipos de rescate estaban terminando este sábado sus tareas de búsqueda.

«Nuestra prioridad era encontrar a los mineros en la galería. Hemos llegado finalmente al último. También estaba muerto, lo que eleva el número de decesos a 41», declaró el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, lo que pone fin a las operaciones de rescate 20 horas después de la explosión registrada.

Funcionarios turcos, incluido el ministro de Energía, Fatih Dönmez, dijeron que las evaluaciones iniciales indicaron que la explosión del viernes dentro de la mina estatal fue causada por una explosión de grisú, una referencia a la combustión de bolsas de gases altamente inflamables atrapadas en el lecho de carbón.

“Todos los equipos de búsqueda y rescate están de servicio”, dijo, y agregó que el sistema de ventilación de la mina había seguido funcionando.

La televisión local mostró imágenes de centenares de personas, muchas de ellas llorando, frente a un edificio blanco dañado cerca de la entrada de la mina.

En las tareas de rescate participaron los propios mineros. «Hemos sacado los cadáveres de nuestros compañeros, es una cosa horrible para nosotros», dijo uno de ellos, interrogado por el canal privado turco NTV.

«No sé qué pasó. Hubo una presión repentina y no pude ver nada», dijo a la agencia de prensa estatal Anadolu un minero que pudo salir de los túneles por sus propios medios.

En imágenes difundidas por la televisión turca se veía a los paramédicos dando oxígeno a los mineros que habían salido y luego llevándolos a los hospitales más cercanos.

Las galerías accidentadas se encuentran a 300 y 350 metros bajo el nivel del mar.

El alcalde de Amasra, Recai Cakir, indicó a su vez que entre los mineros rescatados había algunos heridos de gravedad. Los trabajos de rescate se desarrollaron durante toda la noche, pese a la dificultad añadida de la falta de luz.

La oficina del fiscal local dijo que estaba tratando lo ocurrido como un accidente y que había iniciado una investigación formal.

Los accidentes laborales son frecuentes en Turquía, donde el fuerte desarrollo económico de la última década a menudo se ha producido a expensas de las normas de seguridad, especialmente en la construcción y la minería.

El país sufrió su peor desastre en 2014, cuando 301 trabajadores murieron en una explosión en una mina de carbón en la ciudad de Soma, en el oeste del país.

Con información de EFE

AFP

Fuente: El Sol de México