Manipulan cifras de incidencia delictiva en el «paraíso» de Claudia

El Inegi estimó en 93% los delitos que no se denunciaron o no se inició una investigación en las fiscalías durante 2020.

Expertos y la organización Causa en Común advirtieron de un subregistro grave en los delitos de feminicidio, secuestro, extorsión, robo a transeúnte con violencia, violencia familiar y narcomenudeo durante el primer trimestre del 2022.

Al presentar sus informes “Bajando el switch; un país sin denuncia y con probable manipulación de cifras sobre inseguridad” y “¿Están disminuyendo los homicidios y los secuestros?”, Causa en Común indicó que el subregistro revela que la ciudadanía no denuncia los delitos, y que los responsables de las instituciones no promueven la denuncia, no generan confianza entre la ciudadanía o probablemente manipulan y ocultan sus cifras de incidencia delictiva.

El informe destacó que, en cuanto al asesinato, en Guanajuato a partir del 2020, ambos conteos de homicidios (dolosos y culposos) disminuyen al tiempo que los registros en “otros delitos contra la vida” se incrementan.

En feminicidio, Colima reportó una disminución de 100%; sin embargo, Causa en Común documentó en el periodo al menos siete mujeres asesinadas con extrema violencia.

Respecto al secuestro, en el caso de Quintana Roo y Sinaloa, se indicó que no reportaron este delito; mientras Durango apenas ha documentado un secuestro desde 2020, pero en el primer semestre de 2022 reportó 77 víctimas por otros delitos que atentan contra la libertad personal.

Durante la presentación de estos informes, José Antonio Polo, director de Causa en Común, aseveró que, “el valor de estos trabajos consiste en evidenciar que cada vez estamos más ciegos sobre la realidad del país”.

María Elena Esparza, del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, dijo que “en México hay 65 millones de mujeres, de las cuales siete de cada 10 han sufrido al menos algún tipo de violencia, y en ocho de cada 10 casos, la persona responsable de ejercer esa violencia es la pareja o expareja, y en menor medida algún familiar.

Añadió que hay una ausencia de perspectiva de género en el registro y la investigación de delitos tan graves como el feminicidio, “lo cual impide un acceso real a la justicia para las mujeres”.

politica@eleconomista.mx