Micher y Caraveo buscan encabezar el Senado

Ambas legisladoras son morenistas: una de ellas tiene una larga carrera en la lucha de los derechos de las mujeres y la otra ayudó a fundar al partido en Chihuahua

Identificada públicamente por su lucha histórica por los derechos de las mujeres, desde las trincheras de la izquierda, la senadora Martha Lucía Micher Camarena es una de las cinco legisladoras federales que busca presidir el Senado a partir del 1 de septiembre, en el periodo ordinario que abre la LXV Legislatura.

Y a ella se suma la chihuahuense Bertha Alicia Caraveo, cuya formación y desempeño en el mundo de la academia la llevó a incursionar en política y a decidir formar parte del movimiento social que acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador en la formación de Morena, partido que ella ayudó a fundar en esa entidad donde dominó por décadas el bipartidismo PRI-PAN, pero donde ahora Morena es la segunda fuerza política.

Después de casi dos meses de pausa, el próximo lunes comienza el cabildeo abierto de las cinco senadoras de Morena que buscan presidir el Senado: Freyda Marybel Villegas Canché, Imelda Castro Castro, Ana Lilia Rivera, Martha Lucía Micher Camarena y Bertha Alicia Caraveo.

Como Morena y sus aliados políticos tienen la mayoría absoluta que les permite decidir por ellos mismos el nombre de quién habrá de ocupar la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, desde el 1 de septiembre de este año hasta el 31 de agosto de 2022, el cabildeo de las cinco legisladoras federales se centrará en una primera etapa en los 56 senadores restantes de Morena, para después extenderse hacia las otras fuerzas políticas.

Como ocurrió en 2019 y 2020, el grupo parlamentario de Morena sesionará en privado para tomar la decisión, a partir de emitir votos que se depositan en urnas transparentes no sólo para elegir a su candidata a presidir el Senado, sino también a quienes habrán de integrar la Mesa Directiva en las posiciones de vicepresidencia y secretarías.

Excélsior mostró en esta semana la conversación que tuvo con Imelda Castro, Ana Lilia Rivera y Freyda Marybel Villegas, quienes coincidieron en que la persona que encabece la Mesa Directiva del Senado debe contar con un perfil de diálogo y tolerancia; de saber escuchar y de no inclinar la balanza por ningún partido político, porque esa posición representa al colectivo plural del pleno, no a una fuerza política.

Pero a diferencia de lo ocurrido en los tres años que integraron la LXIV Legislatura, la sucesión en la Mesa Directiva ha despertado un interés particular, pues se realiza en un contexto de creciente división en el interior Morena, con la existencia de tres políticos que acaparan la atención como posibles sucesores del Presidente de la República: la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila.

Así, desde esta semana comenzó a despertar interés en este proceso, porque algunos expertos en el tema de Morena consideran que los aspirantes presidenciales pueden buscar esa posición para integrantes de su equipo.

Las senadoras Martha Lucía Micher Camarena y Bertha Alicia Caraveo, quienes no aceptaron la petición de entrevista de Excélsior, están identificadas con el grupo político del canciller Marcelo Ebrard, incluso ellas fueron a la reunión realizada en el Estado de México, donde Ebrard Casaubon se reunió con sus amigos y colaboradores para anunciar sus aspiraciones presidenciales.

Pero el triunfo de alguna de las cinco senadoras en conseguir los respaldos de sus compañeros en Morena no tiene relación con las simpatías políticas que tengan, sino con su trabajo desarrollado en el Senado, y en ese terreno Martha Lucía Micher Camarena tiene más resultados en la comisión de Igualdad de Género, que preside.

Sin embargo, las senadoras de oposición que integran esa comisión han acusado una conducción parcial de los trabajos legislativos, incluso están atorados los nombramientos de quienes recibirán los reconocimientos Elvia Carrillo, porque el panismo acusó la imposición de las personas con quienes simpatiza Micher Camarena, quien se negó a escuchar y valorar las propuestas hechas por la oposición.

Leticia Robles de la Rosa

Fuente: Excelsior

AWS