Buscan ampliar en ley facultades de Marina en puertos

Prevé proyecto de norma orgánica dar de baja a marinos vinculados con corrupción

La Comisión de Marina del Senado de la República aprobó el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la nueva Ley Orgánica de la Armada de México, en la que entre otras cosas, amplía las facultades de la Marina para la protección de los puertos contra el crimen.

La Comisión de Marina del Senado de la República aprobó el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la nueva Ley Orgánica de la Armada de México, en la que entre otras cosas, amplía las facultades de la Marina para la protección de los puertos contra el crimen, además de permitir la baja permanente de cualquier elemento naval acusados de corrupción.

Al explicar la propuesta que fue impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el vicealmirante Benito Armando Galeana Abarca quien, a nombre del secretario de Marina, Rafael Ojeda, detalló que el nuevo ordenamiento redefine los requisitos para el ingreso y permanencia en la institución.

Sobre el tema, dijo que también se estructura el procedimiento y las razones para dar de baja al personal naval, ya que explicó que pese a que anteriormente los organismos disciplinarios de la Secretaría de Marina (Semar) eran los encargados de determinar las sanciones contra todo el personal que resulta responsable de cometer faltas graves a la disciplina militar, con las facultades de darlos de baja y expulsarlos tras un procedimiento y un juicio.

Fue en el 2001 que las normas se modificaron, por lo que sólo se podía aplicar sanciones a la milicia auxiliar, colocando a la Semar en la imposibilidad de retirar a otros integrantes, aun cuando incurrían en faltas graves. 

“Impunidad, bajo la cual algunos elementos incurrían frecuentemente (en faltas graves), sabiendo que la sanciones que podría ponérseles no implicaba la posibilidad de perder el empleo. Esta falta de contundencia en la facultad sancionadora, dio pie, entre otros, a actos de corrupción”, destacó.   

Añadió que debido a que estos años han sido complejos, ya que decenas de marinos han perdido la vida o han sido lesionados en su deber, “es ofensivo no sancionar a quien lo merece y tener que mantener en el servicio activo, usando el mismo uniforme a personas indignas de usarlo”. 

Por ello, la nueva normativa en la materia será aplicable para todo el personal de la Marina, sin importar el rango, además de incluir las tareas y facultades adicionales que se le han encomendado, en este gobierno, a la Semar, especialmente en materia de control de puertos, seguridad y protección marítima.

Asimismo, se modifica la estructura de la ley, para hacer más fácil su comprensión y aplicación, e incorpora un lenguaje incluyente que carezca de sexismo y que deje claro que en la Armada no existen prejuicios y el acceso a los puestos es para todas las personas.

El proyecto de nueva ley orgánica de la Marina fue turnado al pleno del Senado para su análisis.

Maritza Pérez

Fuente: El Economista

AWS